Alojamiento en grupo: ¿qué ve el cerdo que nosotros no vemos?

Autor: Robert Drew

En el último de nuestros 3 boletines de Maximus sobre Alojamiento ESF en grupo, voy a sugerir que todos demos un paso atrás y nos preguntemos “¿qué ve el cerdo?”.

Hace varios años tuve la fortuna de viajar en automóvil a una sesión de capacitación de auditores de PACCO con la Dra. Temple Grandin (Profesora de Zootecnia en la Universidad del Estado de Colorado). Aunque nuestro tiempo juntos fue breve, un comentario de la Dra. Grandin se me quedó grabado en la mente desde ese día y está relacionado con el alojamiento en grupo de las cerdas. En esa oportunidad ella dijo: “tienes que ser el cerdo”. “¡A menudo no vemos, lo que el cerdo ve!”

El alojamiento en grupo de cerdas con sistema ESF no se trata de las cerdas que se alimentan todos los días, ¡se trata de las que no se alimentan!

Administramos ‘listas de no alimentadas’ diariamente en la mayoría de los sistemas de alojamiento en grupo. ¿Cómo llegar al punto en que no tengamos una “lista de no alimentadas”? O, al menos, una lista que nuestra gente en los establos pueda manejar fácilmente para permitirles hacer otras tareas dentro del establo y no gastar tiempo “¡buscando cerdas!” “Tiempo = Dinero”. . . ¿verdad?

Como propietarios, es fácil concentrarse únicamente en las áreas de alojamiento en grupo que son costosas y que están pensadas para una nueva construcción o remodelación. Costo de construcción, cuántas cerdas puedo alojar en comparación con los corrales, el costo del equipo. Todos estos son elementos importantes, sin embargo, no olvide a las personas que cuidan a las cerdas Y a las propias cerdas. Las cerdas de reemplazo alojadas en grupo, a través de muertes y descartes debido a la sobrecarga de los corrales, el diseño deficiente de los mismos, la colocación de comederos y el mal rendimiento posterior, son costos que se acumulan rápidamente y a menudo se pasan por alto al considerar solamente los costos iniciales obvios.

Cada grupo de cerdos tendrá una jerarquía que no será visible. Tenemos que volver a lo que todos aprendimos en PQA+ sobre la zona de fuga y lucha de la cerda. ¡Especialmente la cerda tímida!

Los cerdos no tienen una visión particularmente buena. Su sensibilidad auditiva y buen sentido del olfato compensa su mala visión. Los cerdos tienen visión en colores, un rango panorámico de unos 310 grados y visión binocular de 35-50 grados, sin embargo, se cree que no tienen acomodación visual, lo que significa que su capacidad de enfoque es limitada.

Si observa a un cerdo alojado en grupo en un corral durante un período de tiempo suficiente, notará ciertos comportamientos que son comunes. Dichos comportamientos representan el modo en que se comporta el cerdo, como por ejemplo, los tipos de movimientos o la forma en que parece mirar las cosas. Puede que note ciertas inclinaciones de cabeza o un punto en el que un cerdo se aleja de un comedero indicando una amenaza implícita, así como una cerda que vigila una estación de alimentación. Estos y otros comportamientos se deben a la forma en que los cerdos ven el mundo que los rodea.

Más importante para un cerdo que la visión es la capacidad de familiarizarse con su entorno a través del olfato y la audición. ¡Un ambiente tranquilo es un buen ambiente! Mediante el olfateo y el enraizamiento, los cerdos pueden reunir más información sobre sus dominios que a través de la vista solamente. La nariz de un cerdo transmitirá el diseño de su hábitat y si algo se mueve o cambia, la nariz lo sabrá, detectando tales cambios a través del olfato.

Una cosa que hemos encontrado en la disposición de los corrales de ESF durante varios años, es que al separar los comederos y las múltiples opciones de alimentación, el miedo a entrar en el comedero se minimiza para la cerda tímida (¡que generalmente es parte del grupo de animales que no se alimenta o que se alimenta con poca frecuencia!). Aunque las estaciones de ESF individuales en un corral seguirán funcionando, dónde estén ubicadas – ya sea contra una pared o una valla – hace que la entrada para esas cerdas tímidas que quieren comer, sea mucho menos atractiva. Cuando se dispone de múltiples opciones de alimentación ESF en un corral, esto da a las cerdas más opciones para encontrar alimento, sin embargo, para las cerdas menos agresivas todavía existen “zonas de peligro” donde las estaciones de alimentación están alineadas, una al lado de la otra. 

Cuanto más sepamos sobre la forma en que los cerdos ven el mundo e incorporemos ese conocimiento en el diseño de los corrales y la disposición de los alojamientos en grupo, mejor podremos anticiparnos a sus necesidades, brindándoles comodidad y seguridad, a la vez que facilitamos la vida de nuestros empleados en el establo. ¡Elija sabiamente al principio y establezca y diseñe sus corrales de alojamiento en grupo para que sean fáciles de manejar y maximicen la producción!

Robert Drew tiene más de 3 décadas de experiencia que trae consigo a MAXIMUM AG en producción de cerdas tanto en exteriores como en interiores a gran escala. Junto con el establecimiento de programas de gestión de calidad en la granja y funciones de consultoría independiente, el conocimiento de Drew sobre el alojamiento en grupo es una gran adición para MAXIMUM AG y sus clientes. Su primera exposición a la tecnología ESF fue hace más de 30 años en el Reino Unido. Más recientemente, trabajó con muchos de los otros sistemas de alimentación en grupo en los EUA a medida que el sector comenzó a adaptarse a la forma de pensar europea.

Creo que Maximus puede proporcionar una base para el verdadero cuidado de los animales a través del monitoreo de precisión de todas las áreas críticas del sistema de producción. Además, creo que al ofrecer una solución simple y manejable para el alojamiento de cerdas en grupo, han encontrado lo que yo describiría como “el término medio” que el sector estadounidense necesita”.

Drew añade: “Cuando el alojamiento en grupo es demasiado simple, la cerda se ve comprometida, pero cuando se vuelve demasiado complejo, la gente puede verse comprometida. El resultado de cualquier manera es que la producción sufre. Ningún sistema es perfecto, pero creo que es posible lograr un equilibrio entre lo que es mejor para los cerdos, las personas y el sector porcino estadounidense en el futuro”.